Wikipedia espeluznante: bibliopegia antropodérmica, o la práctica de encuadernar libros en piel humana

Anteriormente: Christine y Lea Papin.

Los libros pueden estar encuadernados en cualquier número de materiales: tela, madera, cuero hecho con piel de vaca u otro ganado, velum, lo que sea. La bibliopegia antropodérmica, sin embargo, es quizás la más inusual del grupo; es la práctica de encuadernar libros en piel humana.

Un libro encuadernado en piel humana.

Curiosamente, la biblopegia antropodérmica no parece ser una práctica tan antigua, tal vez solo unos pocos siglos. Una de las primeras menciones que hemos visto ocurrió en Merkwürdige Reisen durch Niedersachsen, Holanda und Engelland (aproximadamente en inglés, Extraños viajes por Baja Sajonia, Holanda e Inglaterra), escrito sobre viajes del erudito alemán Zacharias Conrad von Uffenbach sobre sus viajes de 1709 a 1711. El libro se publicó en 1753 e incluía este fragmento sobre Bremen, que visitó en 1710 (traducido por Lawrence S. Thompson):

[Like what you read? Check out Dangerous Games To Play In The Dark, available from Chronicle Books now!]

“También vimos un pequeño duodecimo, Molleri manuale præparationis ad mortem. No parecía haber nada extraordinario en él, y no podías entender por qué estaba aquí hasta que leías en el frente que estaba encuadernado en cuero humano. Esta encuadernación inusual, como nunca antes había visto, parecía especialmente bien adaptada a este libro, dedicado a una mayor meditación sobre la muerte. Lo tomarías por piel de cerdo “.

La mayoría de los ejemplos de biblopegia antropodérmica que tenemos se remontan al siglo XIX; ejemplos incluyen la copia de la Universidad de Harvard de Des Destinees de l’Ame (hacia 1885), dos copias de Hans Holbein La danza de la muerte (uno de 1816, el otro de 1898) en la Universidad de Brown, y Un tratado elemental de anatomía humana (circa 1861) en el Colegio de Médicos de Filadelfia.

La ciencia de identificar los libros de piel humana es complicada; en el pasado, nos hemos basado en el examen de los patrones de los folículos pilosos (los patrones de los folículos del cabello humano son bastante diferentes de los de los terneros, cabras, cerdos, etc.). Las pruebas de ADN no funcionan tan bien como podría pensar, en gran parte porque el proceso de bronceado puede destruirlo, puede degradarse con el tiempo y si el libro ha sido leído por muchos lectores humanos, las muestras pueden contaminarse. En estos días, usamos típicamente huellas dactilares de masa de péptidos (PMF) y desorción / ionización láser asistida por matriz (MALDI). Con estas técnicas, se analiza el colágeno de una muestra extraída del libro para ver qué tipo de proteínas tiene. Si se identifica la proteína de los primates, es una buena indicación de que el libro está encuadernado en piel humana; La piel de mono nunca se ha utilizado para encuadernar libros.

Otras lecturas:

El proyecto del libro antropodérmico. El objetivo del Proyecto Libro Antropodérmico es “crear un censo para los supuestos libros antropodérmicos del mundo y probar tantos como sea posible para aprender las verdades históricas detrás de la insinuación”. En mayo de 2017, los investigadores identificaron 47 supuestos libros antropodérmicos, probaron 31, encontraron 13 no estar ligado a la piel humana, y demostrado 18 ser realmente ejemplos de bibliopegia antropodérmica.

“Un libro por su portada: La extraña historia de los libros encuadernados en la piel humana”, por Megan Rosenbloom. Una historia completa de la bibliopegia antropodérmica publicada en una revista literaria Trimestral de Lapham en octubre de 2016. (Justo a tiempo para Halloween, sí, veo lo que hiciste allí, Lapham’s Quarterly.) Cubre tanto los rumores como los hechos, desde la Revolución Francesa hasta el presente.

También vale la pena señalar: La edición de otoño de 2016 de Trimestral de Lapham en el que se publicó este artículo sigue un tema muy particular: Carne.

Des Destinees de l’Ame (Destinos del alma), por Arsene Houssaye. Este libro, que se encuentra en la Biblioteca Houghton de la Universidad de Harvard, fue confirmado por científicos para estar encuadernado en piel humana en 2014. Se cree que está cubierto con la piel de un paciente psiquiátrico, una mujer, que murió por causas naturales y no fue reclamado por amigos o familia, se cree que el libro fue regalado por el escritor Houssaye a un amigo, el Dr. Ludovic Bouland, en la década de 1880; es Bouland quien realmente lo encuadernó (vea la imagen a la derecha – es una nota del Dr. Bouland en la portada). Ha sido parte de las colecciones de Harvard desde 1934.

No he podido encontrar el texto del libro disponible en línea, así que tendrás que buscarlo en una biblioteca si quieres leerlo (y también posiblemente aprender francés si aún no hablas el idioma) ; sin embargo, puede ver una imagen de la edición de Harvard aquí.

“La verdadera práctica de encuadernar libros en piel humana”, por Rob Velella. Una pieza del siempre excelente Atlas Obscura que detalla la historia detrás Des Destinees de l’Ame. Hasta donde sabemos, la mujer cuya piel se usó para encuadernar el libro no dio su consentimiento para hacerlo antes que ella. Honestamente, eso es más perturbador para mí que la idea de un libro encuadernado en piel humana en sí misma.

“Des Destinees de l’Ame”, de Pam Bernard. Un poema corto que se pregunta quién era en realidad la mujer cuya piel se usó para encuadernar el libro de Houssaye. También es una historia de fantasmas bastante inquietante.

Bajo el cuchillo Episodio 5: “Libros sobre la piel humana”, por la Dra. Lindsey Fitzharris. El Dr. Fitzharris es historiador médico; Si está interesado en los métodos a menudo horripilantes de la cirugía temprana, ella lo tiene cubierto. Este video, parte de su serie Bajo el cuchillo, es una excelente exploración no solo de lo que son los libros de piel humana, sino también de por qué fueron tan valorados y por qué los encontramos tan fascinantes hoy en día. También puede leer más sobre el Skin Pocket Book de Burke, un libro encuadernado en la piel del ladrón de tumbas William Burke después de su ejecución en 1829 en Edimburgo, en el sitio del Dr. Fitzharris, The Chirurgeon’s Apprentice.

“Hablemos de encuadernar libros en piel humana”, por Simon Davis. Excelente entrevista en profundidad publicada en Vice con el Dr. Fitzharris sobre bibliopegia antropodérmica. Archivaría este en “Todo lo que siempre quiso saber sobre los libros encuadernados en piel humana pero tenía miedo de preguntar”.

La danza de la muerte por Hans Holbein. Lea el texto de este de forma gratuita en Project Gutenberg, y cortesía de la Biblioteca John Hay de la Universidad de Brown. La versión de Brown es un escaneo de la edición de 1816 que tienen, una de las que en realidad es un ejemplo de bibliopegia antropodérmica.

El resumen de Wikipedia del trabajo:

La Danza Macabra consiste en la Muerte muerta o personificada convocando a representantes de todos los ámbitos de la vida para bailar junto a la tumba, típicamente con un papa, emperador, rey, niño y trabajador. Fueron producidos como mementos mori, para recordar a las personas la fragilidad de sus vidas y lo vanas que eran las glorias de la vida terrenal.. “

“Bibliopegia antropodérmica: lecciones de un tipo diferente de texto dermatológico”, por Navya S. Nambudiri y Vinod E. NambudiriUn trabajo académico sobre el tema publicado en la revista de investigación científica Dermatología JAMA en 2014. Hay un muro de pago, pero vale la pena leerlo. También se discute en El Atlántico aquí.

***

Apoya a The Ghost In My Machine en Patreon para obtener acceso detrás de escena y contenido adicional. También puede seguirnos en Twitter @ GhostMachine13 y en Facebook @TheGhostInMyMachine.

[Photos via Wikimedia Commons (1, 2)]