Películas de terror de temática feminista

Películas de terror de temática feminista

Desde cuestiones de consentimiento y autonomía corporal, hasta una sexualidad floreciente y la presión de los compañeros, estas películas de terror feministas generan sustos y comentarios sociales.

Incluso en las películas de terror más sangrientas, el feminismo todavía puede ser un tema fluido entre todas las agallas y la sangre. Desde los clásicos hasta las características modernas, los derechos y los problemas de las mujeres se exploran a través de las siguientes películas espantosas.

1. El bebé de Rosemary (1968, Dir. Roman Polanski)

El bebé de Rosemary puede percibirse fácilmente como una mirada devastadora a la agresión sexual por parte de un cónyuge y cómo el hogar conyugal puede convertirse en una prisión para algunas mujeres. La situación de Rosemary también explora el encuentro de la mujer abusada por la trampa, ya que está atrapada criando a su hijo demonio en un culto que adora al diablo y que no tiene en cuenta su seguridad ni sus sentimientos.

Esta película se produjo en un momento desesperado, ya que la agresión sexual conyugal no se criminalizó durante el período de su estreno, y los temas siguen siendo relevantes hasta el día de hoy: la agresión sexual y el abuso doméstico siguen siendo un crimen pasado por alto que enfrentan las mujeres (y los hombres). .

(Haga clic aquí para leer más sobre la influencia de la película como película de terror y como comentario social).

2. Una niña camina sola a casa por la noche (2014, Dir. Ana Lily Amirpour)

Esta película cambia la percepción de la sexualidad femenina, ya que la protagonista / vampiro (Sheila Vand) usa su sexualidad como una ventaja más que como una debilidad. También desafía las percepciones comunes que rodean a la ‘mujer vampiro excesivamente sexualizada’, ya que no se la representa como víctima o esclava de su propia sexualidad (y sed de sangre), sino como una mujer que tiene el control de su cuerpo y no es castigada. para ello.

También rara vez usa su sexualidad para su propio beneficio, usándola principalmente para castigar a los hombres que buscan lastimarla a ella oa otras mujeres, por ejemplo, ayudando a Atti (Mozhan Marnò) asegurándose de que sea compensada por los crímenes que los personajes masculinos cometen contra ella.

Si eso no es suficiente, la directora Ana Lily Amirpour crea una atmósfera oscura y seductora a lo largo de la película, con imágenes contrastantes y música de mal humor, lo que la convierte en una película hermosa y reveladora.

3. The Babadook (2014, Dir. Jennifer Kent)

Kent de Jennifer El Babadook explora las luchas de la maternidad soltera y el proceso de duelo, con el monstruoso Babadook mismo encarnando los intentos de la heroína Amelia de ignorar su estado mental en declive. Además, la ayuda limitada que recibe de la policía, los trabajadores sociales y otros alude a la falta de asistencia que reciben los padres solteros y los enfermos mentales en el mundo real.

La película tiene éxito en su capacidad de asustar a la audiencia sin tener que mostrar por completo a su monstruo, lo que permite que Babadook se convierta en una criatura adaptable acorde con la sombría imaginación de la audiencia.

4. Dientes (2007, Dir. Mitchell Lichtenstein)

Las mujeres fatales y otros personajes sexualmente seguros han utilizado su sexualidad como armas en lugar de permitir que se convierta en su debilidad, pero Dientes transforma esta idea en un sentido literal. Después de convertirse en víctima de la violencia masculina, la estudiante de secundaria Dawn (interpretada por Jess Weixler) descubre que tiene una ventaja física sobre los hombres que intentan agredirla.

Su caso de vagina dentata le da el poder que tantas mujeres desearían tener: una manta de seguridad, o en este caso, un conjunto de dientes, para protegerse y vengarse de los agresores violentos. La película también asegura que cualquier hombre que intente agredir a Dawn será castigado legítimamente por su crimen, dejando una severa advertencia a cualquiera que no considere la importancia y la necesidad del consentimiento.

Horrible y empoderador, esta película es exploratoria en la historia y impactante en imágenes, lo que garantiza que el mensaje se reciba con prontitud.

5. Raw (2016, Dir. Julia Ducournau)

Crudo

Crudo es una película de terror francesa que se centra en una historia muy espantosa sobre la mayoría de edad y el dilema común de sentirse diferente entre una multitud “normal”. Se centra en una joven estudiante de primer año y vegetariana llamada Justine que comienza a desarrollar impulsos caníbales después de que se ve obligada a comer carne en una novatada universitaria.

La película podría reflejar fácilmente las horribles expectativas que la sociedad deposita en las mujeres, ya que Justine se ve constantemente obligada a completar varias tareas degradantes para apaciguar a sus compañeros de clase. Estas tareas van desde comer carne y órganos hasta besarse con extraños, todo lo cual aumenta su lujuria por la carne humana.

Sin embargo, a pesar de sus deseos inhumanos, Justine se presenta como algo humana. Ella no es una asesina, solo es diferente. Ella nunca sale de su camino para lastimar a alguien y siempre intenta poner la seguridad de los demás por encima de sus impulsos. Su lucha por aceptar sus extraños anhelos la presenta como una joven simplemente asustada, confundida y solitaria que intenta encajar en una sociedad que no la acepta.

La película presenta esta premisa con gracia, una alineación de imágenes animales acordes y, por supuesto, mucha sangre.

Las cinco mejores menciones honoríficas:

  • La bruja del amor (2016) – Dir. Anna Biller
  • Mayo (2002) – Dir. Lucky McKee
  • Silencio (2016) – Dir. Mike Flanagan
  • Ginger Snaps (2000) – Dir. John Fawcett
  • La masacre de la fiesta de pijamas (1982) – Dir. Amy Holden Jones