Marcus Koch

Entrevista con un icono: Marcus Koch

Hablamos de terror y cine con la leyenda de la industria Marcus Koch, un prolífico y muy buscado mago y director de SFX con un don para el gore.

Si ha visto alguna de las películas en el Conejillo de indias americano serie de Unearthed Films, entonces estás familiarizado con el trabajo de Marcus Koch. También en su currículum está Motociclistas creados por Frankenstein, Todavía estamos aquí, Cayó, 100 Lágrimas, Circo de los Muertos, Campamento Bíblico Sangriento, Mohawk… Y la lista continúa.

Como uno de los principales pioneros de los efectos prácticos en el terror independiente y clandestino, Marcus y su compañía, Oddtopsy FX, están más ocupados que nunca y tienen un montón de nuevos y emocionantes proyectos en proceso.

Desde nuestro primer encuentro en el Mad Monster Phoenix 2017, quería saber más sobre su trabajo. A pesar de su agenda extremadamente ocupada que lo mantiene en la carretera y fuera de casa, Marcus accedió amablemente a una entrevista.


ENTREVISTA CON SFX / MAQUILLAJE Y DIRECTOR MARCUS KOCH

Tiffany Blem: Tienes una lista bastante impresionante de casi 100 créditos para efectos especiales. ¿Cómo comenzaste?

Marcus Koch: Me enamoré de las películas de terror, desde muy joven. Mis padres me llevaron al autocine para mi primera película de terror a los 3 años (no recuerdo la experiencia, pero me dijeron que salté fuera de mi piel, jejeje). Entonces, por la razón que sea, me enganché a las películas de terror mientras crecía. Siempre le preguntaba a mi papá: “¿Cómo hicieron eso?” cuando alguien perdería una extremidad o sería decapitado. Su respuesta fue “Efectos especiales”. Desde el principio supe que los actores estaban bien, porque los veía morir horriblemente en una película y luego volver a morir en otra. Sabía que había algo en ello y quería saber más sobre estos “efectos especiales”.

A los 7 años, había decidido que eso era lo que iba a hacer con mi vida, centrarme en ser un artista de efectos especiales. Mi papá compró una cámara de video, una videocámara VHS grande y tosca, y comencé a hacer mis propios maquillajes de prueba de efectos especiales, usando harina y agua, pintura, gelatina y salsa de tomate con colorante rojo para alimentos como sangre falsa. Luego grababa en video los efectos para ver cómo funcionaban en la cámara.

Durante los siguientes años, comencé a escribir pequeñas escenas para probar nuevos chistes de FX, y quería que mis amigos del vecindario fueran mis conejillos de indias… (tos, tos)… me refiero a actores. Experimentaría con ellos y les haría hacer cosas horribles. Cuando estaba terminando la escuela secundaria, decidí que era hora de dejar de hacer solo escenas o cortometrajes e intentar hacer una historia completa, con un montón de nuevos chistes de FX que quería probar.

Entonces mi primera película se hizo llamada Masacre blanca. Duró 30 minutos. Luego, en mi primer año en la escuela secundaria, decidí intentar hacer algo aún más gordo. Estaba mejorando y trabajando con materiales más nuevos, así que hice mi segunda película. Eso fue de 60 minutos llamado LUNCH MEAT. En décimo grado, me propuse hacer mi primer largometraje completo de 90 minutos, con un elenco grande, muchas ubicaciones y mucha sangre. Era una especie de película de vampiros que viaja en el tiempo llamada Mala sangre.

Estuve filmando las noches y los fines de semana durante el resto de mis días de escuela secundaria. (Lamentablemente, mi enfoque estaba en terminar mi película y no en hacer el trabajo escolar, así que no hace falta decir que reprobé mi último año). Fue una experiencia de aprendizaje sin duda. Tomó 3 años terminarla, y es realmente una película terrible. Pero aprendí mucho tratando de hacerlo, con lo que tuve que lidiar en el camino. Estaba obligado y decidido a terminarlo … y lo hice. Sin embargo, no me arrepiento de haber fracasado en la escuela secundaria.

En el set de “100 Tears”

TUBERCULOSIS: También tienes una lista muy pequeña de créditos de actuación, sobre todo siendo el tomador de boletos en Billy Pon’s Circo de los muertos. ¿Has pensado en actuar más?

MK: De vez en cuando me piden que haga un pequeño papel o alguien en el fondo de una escena. A veces soy solo un hombro (soy un actor de hombro increíble). Soy muy terrible ante la cámara y me congelo. Así que no es algo que pueda hacer como profesión. Pero me gusta hacer partes cursis. También he estado metido en algunas cosas, jajaja. Afortunadamente, solo una de esas veces es en una película que se estrenó. ¡Y no diré cuál!

TUBERCULOSIS: ¿Cuál fue tu película favorita para trabajar y por qué?

MK: Siempre una pregunta difícil. He tenido experiencias increíbles en algunos sets donde todo y todos se mueven como una máquina bien engrasada. Teatro extraño, el segmento DULCES, fue un excelente ejemplo de un rodaje suave. Fueron casi 60 personas en el set para un rodaje de 4 días. Todo salió bien, y al final del primer día, fue como si todos hubiéramos estado trabajando juntos durante meses.

Mi otra pelicula favorita fue Cayó. Es una historia muy larga sobre cómo nació FELL. Fue un rodaje horrible, problemático, de pesadilla (en una película completamente diferente). Había despedido a mi actriz principal, 10 días después de un rodaje de 14 días. Entonces, durante los 3 días restantes, hicimos una película nueva, que se convirtió en FELL. Era el proverbial “Fénix que surgió de las cenizas”.

FELL fue increíble por los amigos que estaban conmigo. Aguantaron los primeros 10 días de la otra película que estábamos tratando de hacer. Una vez que tuvimos la idea de FELL, literalmente filmamos en los 3 días restantes. Luego tuvimos un día, dos meses después, para recogidas e inserciones / flashbacks. Estoy muy orgulloso de FELL. Ojalá tuviéramos un presupuesto mayor. Ojalá tuviéramos una mejor cámara para filmar. Había tantas cosas en contra nuestra. Pero, si puedes pasar por alto el video y el audio deficientes, es una película genial.

En el set de “Todavía estamos aquí”

TUBERCULOSIS: Usted es muy conocido y buscado por su uso de efectos prácticos. ¿Qué tipo de consejo, o palabras de sabiduría, puede dar a cualquiera que desee comenzar en el negocio?

MK: Soy una persona terrible para los consejos. Mi principal consejo es este (y esto se aplica tanto a los aspirantes a artistas de FX como a los cineastas en general): si tienes el dinero para ir a una escuela de cine o una escuela de FX … tienes el dinero para hacer tu propia película, o aprender haciendo tu propios FX.

Hay miles de tutoriales en video hoy en día. No tenía Internet cuando era niño aprendiendo todo esto de la manera difícil, por ensayo y error. Pero si tienes dinero para ir a una escuela, tienes dinero para comprar materiales. Los materiales son caros. Pero la única forma de aprender es usarlos, ver lo que hacen, ver lo que no hacen. Todo es una forma de aprender a prueba y error.

Creo que fallar en algo es la mejor forma de aprender. Experimente con amigos. Toma moldes de personas que conoces. Esculpir. Aprenda sobre la fabricación de moldes. Aprenda usted mismo cómo hacer prótesis y cómo aplicarlas. Toda esta información ahora se puede encontrar gratis en línea. Úselo, lea sobre él, únase a una casa embrujada local o intente averiguar quién está haciendo películas de bajo presupuesto en su ciudad.

Involucrarse. Poco a poco, cada paso que das es un paso más hacia otra puerta abierta, hacia cosas más grandes y mejores.

TUBERCULOSIS: A veces también usas un sombrero de director, haciendo películas tan goretastic como Conejillo de Indias americano: Bloodshock y 100 lágrimas. ¿Podemos esperar ver algún otro esfuerzo como director de su parte?

MK: Eso espero. Me encanta dirigir, probablemente más que FX. Tengo algunas otras historias flotando en mi cabeza que quiero contarle al mundo. Así que espero que suceda.

Marcus Koch y Stephen Biro responden a las preguntas de la audiencia durante la proyección Bloodshock en TFW

TUBERCULOSIS: ¿Qué sigue para su empresa, Oddtopsy FX?

MK: En el momento de escribir esto, acabo de terminar de trabajar en Johnny Z, una película de zombis de kung fu de Jonathan Straiton, quien dirigió Noche de algo extraño. A continuación, me sumerjo en el nuevo proyecto de locura de Dustin Mills, su película más grande hasta la fecha, Fiesta de pijamas Slughterhouse!! Será una locura total – ¡y mucha nekidness! No es tanto una película sangrienta, sino más bien una caricatura sangrienta / falso documental sobre una fiesta de pijamas donde las cosas salen terriblemente mal.

TUBERCULOSIS: Leí en una entrevista con usted que cuanto mayor sea la resolución en la que se filma la película, más difícil es hacer que los efectos parezcan creíbles. Con la afluencia de películas que se filman en resoluciones más altas en estos días, ¿qué ve para el futuro de los efectos prácticos?

MK: UGHHH, se está volviendo cada vez más difícil. 4k, 6k… pronto serán cámaras de 8k y cámaras de 12k. El detalle que captan es una locura, lo que dificulta la mezcla de los bordes de las prótesis. Cada vez es más difícil esconderse. O tal vez lo veo ahora porque sé qué buscar. Ve a mirar la escena inicial de Alien: Prometeo. El maquillaje es maravilloso, pero … puedes ver las costuras y los bordes de la prótesis en el actor.

Se volverá cada vez más difícil. Además, cada vez es más difícil luchar por los efectos prácticos, ya que los productores realmente quieren todos los efectos digitales. Pueden tener un mejor control sobre las cosas. Prefieren gastar toneladas de dinero en correos que gastar dinero por adelantado y hacer las cosas de manera práctica. Es extraño, y no puedo entender esa lógica.

Pero no creo que el maquillaje práctico desaparezca pronto.

TUBERCULOSIS: Una última pregunta. ¿Cuál es tu película de miedo favorita?

MK: Una tan difícil, ya que me encantan tantas películas. En cuanto a las películas que me asustaron …Duende me asustó muchísimo cuando era niño. Ese payaso me mató. Pero en lo que respecta a las películas recientes, es difícil porque me siento tan insensible que se sabe cómo funcionan los “sobresaltos”. Sin embargo, creo que la única película que realmente me provocó ansiedad mientras la veía fue MADRE. No quiero entrar en qué o por qué, si alguien no lo ha visto. No es realmente una película de terror, por decirlo así. Pero hay una secuencia cerca del final que me puso al límite.


La mayoría de las fotos son cortesía de la página de Instagram de Marcus Koch @oddtopsy.